Entrevista al guitarrista Alberto López, ganador del III Certamen Andaluz de Jóvenes Flamencos.

ALBERTO LÓPEZ: “La guitarra clásica me ha hecho ganar en musicalidad”

 

Con el primer premio en el Festival Internacional de Guitarra de Hospitalet y el segundo premio de La Unión ya en su haber, Alberto López (Baza, 1990) es una de las sonantas con mayor proyección del momento. Su último logro ha sido convertirse en el ganador del III Certamen Andaluz de Jóvenes Flamencos de este año, lo que le permitirá poder actuar en la Bienal de Flamenco de Sevilla dentro de unos meses. De formación inicial clásica y actualmente alumno del Conservatorio Superior de Música de Córdoba en la modalidad de guitarra flamenca, no le tiembla el pulso a la hora de ejecutar remates de obras de Bach en falsetas por soleá. Un sonido cuidado al detalle, composiciones propias, dominio de la técnica y virtuosismo y un gran soniquete hacen de este joven una de las guitarras flamencas más completas de su generación.

– ¿A qué edad empiezas a tocar la guitarra?
– Empiezo a tocar la guitarra a los diez años y la afición al flamenco me llega por parte de mi padre, al que le encanta la guitarra. Mi primer maestro fue Miguel Martínez, con quien empecé a tocar de oído en Baza. Cuando llevaba un año con él, me fui con Oliver Martínez, que ha sido uno de mis mejores maestros y quien me preparó para entrar al grado medio de guitarra clásica.

– ¿Tenías claro en ese momento tu inclinación por la guitarra flamenca?
– En esa época, ya tocaba flamenco, pero aún no existía el grado de guitarra flamenca en Granada. En cualquier caso, tenía muy claro que quería ampliar mi visión de la guitarra tocando clásico y tuve la oportunidad de recibir clases de David Martínez, un maestro de maestros que ese año estaba en Baza, con quien aprendí obras de Bach, Albéniz y otros grandes compositores.

– ¿Cúales son las principales diferencias a la hora de concebir la guitarra para música clásica y para flamenco?
– Los flamencos no nos damos cuenta muchas veces de que somos muy libres a la hora de interpretar. Un clásico no puede improvisar con una falseta y tiene que ceñirse a la partitura en cuestión. A mí la guitarra clásica me ha hecho ganar en musicalidad y prestarle mucha más atención al sonido que se le puede sacar a la guitarra y al lenguaje musical, a lo que llamamos legato, es decir, a que todo suene unido y dentro de un mismo contexto.


Alberto López, guitarrista de flamenco

“He intentado no tener que identificarme a través de otra persona, sino por medio de mis propias creaciones”


– ¿Qué es lo que te encuentras cuando llegas a estudiar guitarra flamenca al Conservatorio Superior de Córdoba?
– Encuentro muchos amigos, compañeros de fatigas, grandes guitarristas y un ambiente estupendo. En estos años, aquí he evolucionado mucho como persona gracias a profesores como Manuel Martín. Y creo esto es algo muy importante, porque antes de guitarrista hay que ser persona.

– ¿En qué medida es importante para un guitarrista joven frecuentar las peñas?
– Hace poco tuve que realizar un trabajo para el Conservatorio sondeando la opinión que tienen los jóvenes sobre las peñas flamencas. Eran muchos los que me comentaban que no siempre se sienten aceptados, porque en algunas de ellas tienen un punto de vista demasiado cerrado y no les hacen partícipes. Y es curioso porque, por otro lado, la gente de las peñas suele comentar que los jóvenes no se implican. Creo que hay muchos jóvenes que estaríamos encantados de ir a las peñas, siempre y cuando nos hagan partícipes y tengan un punto de vista del flamenco más abierto.

– Has tenido la oportunidad de aprender con algunos de los maestros más importantes de la guitarra flamenca, ¿cuáles han sido los que más te han marcado?
– Gerardo Núñez, Niño Pura y Manolo Franco me han aportado muchísimo, pero si tuviera que hablar de dos citaría a Manuel Martín del Conservatorio Superior de Córdoba y Olivier Martínez, en Baza. 

– ¿Cuánto trabajo hay detrás del primer premio del III Certamen Andaluz de Jóvenes Flamencos ‘Desencaja’ que acabas de ganar?
– En cada concurso al que me presento intento aportar algo nuevo y detrás de este premio hay muchas horas de trabajo encerrado en el cuarto estudiando, componiendo y preparándome mentalmente para el concurso. Además, tocar en Granada es una gran responsabilidad para mí, porque allí la gente me conoce y quieren ver al mejor Alberto López.

– Eres un guitarrista que acompaña al cante, al baile, que compone sus propias obras y que, además, sobresale en la guitarra de concierto, ¿en qué faceta te sientes más cómodo?
– La verdad es que yo siempre quise ser bailaor… (risas) En realidad, me gustan todas las facetas de la guitarra. Aquí he tenido la oportunidad de aprender mucho al encontrar a compañeros a los que acompañar al cante y al baile, que era algo que no había hecho en Baza. Y componer es algo muy enriquecedor, porque es una manera de demostrar lo que llevas dentro y de transmitir las emociones interiores.

¿Todas las composiciones que interpretas son tuyas?
– Las obras de mis espectáculos son composiciones propias. He intentado no tener que identificarme a través de otra persona, sino por medio de mis propias creaciones. No es ni mejor ni peor, lo que ocurre es que me identifico mejor con lo que compongo. Es la forma que tengo de comunicar mi forma de ver la guitarra y mi punto de vista sobre la vida.


Alberto López, guitarrista de flamenco

“Vivir de la música como lo estoy haciendo ahora y poder expresar lo que siento es algo maravilloso para mí”


– ¿Cómo definirías tu toque?
– Si tuviera que definir mi estilo en una palabra, me definiría como musical. En esto tiene mucho que ver mi formación en guitarra clásica, porque creo que debe sonar música para transmitir emociones.

– También haces tus ‘pinitos’ en la producción musical…
– Elaborar un tema de la nada con instrumentación es algo maravilloso que a mí me enriquece como músico una barbaridad. Me gustaría emplear la beca que el Certamen ‘Desencaja’ ofrece a los ganadores para irme con el maestro Javier Limón, porque me gustaría ampliar mis conocimientos en este campo de la música.

– Los ganadores del Certamen Desencaja tendréis la oportunidad de actuar en varios ciclos de flamenco por toda Andalucía y en la Bienal de Flamenco de Sevilla,  ¿qué expectativas tienes puestas en estas actuaciones?
– Es una gran oportunidad para todos nosotros, porque supone una gran promoción para los artistas. A la Bienal de Sevilla iremos con un espectáculo en el que participaremos los tres ganadores, pero todavía no sé si haremos algo en conjunto. También actuaremos en el Teatro Central de Sevilla dentro del ciclo ‘Flamenco Viene del Sur’ y haremos una serie de conciertos por las peñas andaluzas. Es una forma muy buena de promocionar a los artistas, porque ofrecer a los jóvenes la oportunidad de actuar es más importante que darles dinero.

– Un guitarrista con tu proyección, ¿dónde se imagina dentro de unos años?
– Yo no quiero verme en ningún lado, lo que quiero es seguir componiendo y disfrutando de la música. Vivir de la música como lo estoy haciendo ahora y poder expresar lo que siento es algo maravilloso para mí. Y ese es el camino que quiero seguir recorriendo. Disfrutar de la vida y aprender de todos los que me rodean.

– ¿Qué proyectos tienes previstos próximamente?
– Tengo que recibir la confirmación para actuar este verano en una gira por la costa de Marruecos y también tengo ya confirmadas varias actuaciones de mi espectáculo, que incluye baile, cante, percusión, piano, bajo y una segunda guitarra. También estoy colaborando en el espectáculo de la cantaora cordobesa Lucía Leiva, que se estrenará el 29 de junio en Montoro (Córdoba). Y es posible que actúe el 14 de agosto en Fernán Núñez, junto al resto de ganadores del Certamen Desencaja.

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS: {loadposition articulos_relacionados}

Tal vez te pueda interesar...

El joven cantaor presenta esta semana su primer trabajo discográfico 'Desde mi cuna'. Foto: Toni Blanco.

JOSÉ MUÑOZ ‘TOTO HIJO’: “Los jóvenes tenemos que ir a los concursos para poder cantar”

Hijo de uno de los cantaores más auténticos que ha dado esta tierra en las últimas décadas (Antonio Muñoz 'El Toto'), la historia de José Muñoz 'Toto Hijo' es la de un flamenco de cuna. Hasta que tuvo cinco años tenía que dormir escuchando 'La Niña de Fuego' de Manolo Caracol, a los nueve se arrancaba por fandangos en...

Sin comentarios

  1. Buen guitarrista,trabajador y mejor persona,ya está dando que hablar,le espera un gran futuro.
    Un abrazo.
    Paco González

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *