Martes , 23 Mayo 2017
Noche Blanca del Flamenco 2017 - Banner
Bernardo Miranda, cantaor de flamenco de Córdoba

BERNARDO MIRANDA: “Los cantes antiguos son la fuente para mejorar el flamenco”

De padre cantaor y familia aficionada al flamenco, Bernardo Miranda se ha curtido en la Peña Flamenca ‘El Mirabrás’ de Fernán Núñez. Allí se empapó siendo niño de los cantes antiguos, de las vivencias de los viejos aficionados y del conocimiento intangible que rezuma en los templos del flamenco más cabal. Ganador en Ubrique y Linares en la categoría de jóvenes el año pasado, la trayectoria de este joven cantaor está repleta de reconocimientos a su buen a hacer y continúa imparable su recorrido ascendente. En su próxima cita en los escenarios, será el encargado de representar a Córdoba en la semifinal del III Certamen Jóvenes Flamencos ‘Desencaja’ que tendrá lugar el día 13 de marzo en el Teatro Cánovas de Málaga, donde se enfrentará a las voces con más talento de Andalucía.

– ¿Cómo te sientes después de haber pasado a la semifinal de ‘Desencaja’?
– Me siento muy privilegiado, porque para mí es una satisfacción muy grande poder representar a Córdoba en un certamen donde estarán presentes los mejores de toda Andalucía y donde uno tiene la oportunidad de que la gente que no le conoce le escuche.

– En tu caso, no es la primera vez que llegas a la semifinal…
– Sí. El año pasado alcancé también la semifinal, que en esa ocasión tuvo lugar en Jaén, y fue una experiencia muy positiva para mí.

– ¿A qué edad comenzaste a cantar?
– De niño siempre iba a ver cantar a mi padre a la Peña ‘El Mirabrás’ de mi pueblo, porque verlo en el escenario era algo que me conmovía. Y allí fue donde empecé a tener mis primeros contactos con el mundo del flamenco. Recuerdo que lo primero que canté de niño fueron unas sevillanas de ‘Ecos del Rocío’ en mi casa y así, poco a poco, cuando me juntaba con mis hermanos que cantan los dos y uno toca la guitarra, fue como empecé a ‘canturrear’.

– ¿Cuando empiezas a tomarte en serio el cante?
– Hace solo cuatro años que estoy dedicando todos mis esfuerzos al cante, aunque antes ya había hecho algunas cosas. Con catorce años me subí por primera vez a un escenario y estuve un tiempo participando en algunos festivales benéficos. Ya cerca de los veinte años fue cuando empecé a dedicarme al flamenco de manera más profesional y a presentarme a los concursos y certámenes. En ese tiempo he tenido la oportunidad de poder tener al lado a Ángel Mata, guitarrista de Montemayor, que ha sido quien me ha ido guiando en este mundo.

 


“Hoy en día, con tanta tecnología y medios como Internet, creo que se está perjudicando el flamenco desde el punto de vista de las vivencias”


 

– Tu padre fue tu primer maestro, ¿qué has aprendido de él?
– Mi padre es camionero y yo he ido mucho con él cuando tenía vacaciones en la escuela. En esos viajes siempre íbamos escuchando y cantando flamenco y así ha sido como me he ido llenando de su experiencia. Esos momentos uno no los olvida. Luego, en lo que a cantes se refiere, él me ha transmitido especialmente los de trilla.

– ¿Es importante para un cantaor empaparse de los cantes de siempre?
– Por supuesto. Ahí está la fuente donde se encuentran todos los matices, todo el conocimiento y la majestad en el cante. Los cantes antiguos no se pueden perder ni olvidar porque es el punto desde donde debemos partir para mejorar el flamenco.

– ¿Se ha perdido entre los jóvenes el gusto por los cantes antiguos?
– Hoy en día, con tanta tecnología y medios como Internet, creo que se está perjudicando al flamenco desde el punto de vista de las vivencias. Lo digo en el sentido de que ya no es tan frecuente encontrarse a gente joven que vaya a las peñas y que se preocupe por escuchar a los cantaores o por saber cómo se fraguaron los cantes. Y creo que eso es esencial. Porque si nos dedicamos a ver actuaciones o cantes por Internet, por muy antiguos que sean, ¿dónde quedan las vivencias, la sabiduría y el conocimiento?

 


“El flamenco tiene su propia técnica vocal y conocerla lo que hace es enriquecer al cantaor”


 

– ¿Qué cantaores son los que más admiras?
– Fundamentalmente a clásicos como Antonio Chacón, Manolo Caracol, Bernardo ‘El de los lobitos’, Pepe de la Matrona, Pepe Marchena y también a Enrique Morente.

– Este año has comenzado a recibir clases de cante en el Conservatorio de Sevilla, ¿qué conceptos aporta a un cantaor la formación reglada?
– He empezado el grado medio de Cante en Sevilla y eso me está viniendo muy bien. Hasta ahora no tenía conocimiento de la técnica vocal y en el Conservatorio es donde un cantaor aprende a manejar su herramienta, que es la voz. Saber colocar y sacar la voz es muy importante porque ayuda a mejorar la ejecución de los cantes.

– ¿Tanta técnica no resta flamencura?
– Creo que no. El flamenco tiene su propia técnica vocal y conocerla lo que hace es enriquecer al cantaor.

– ¿Con qué cantes te sientes más cómodo?
– Intento hacer todos los cantes que me propongo, pero me gusta mucho cantar por soleá, que es un palo con mucha profundidad.



“Ahora los jóvenes tenemos más facilidades. Antes solo subían al escenario los que eran importantes y ahora los jóvenes que subimos intentamos ser importantes en el flamenco. Esa es la diferencia”


 

– ¿Cuáles son tus expectativas artísticas en el  flamenco?
– Lo único que quiero en la vida es tener a mi gente, a mi familia y a mi peña a mi lado. Con eso me conformo, aunque es cierto que es importante ponerse metas para poder sentirse realizado. En mi caso, son el día a día y lo que tenga que llegar en el futuro será bienvenido.

– ¿Cómo lo tienen los jóvenes para meter cabeza en este mundo?
– Creo que ahora los jóvenes tenemos más facilidades que antes. Tenemos más oportunidades para demostrar en las tablas lo que cada uno lleva dentro. Antes solo subían al escenario los que eran importantes y ahora los jóvenes que subimos intentamos ser importantes en el mundo del flamenco. Esa es la gran diferencia.

– Por último, ¿háblanos de tus próximos proyectos?
– Al margen del Certamen ‘Desencaja’, el día 26 de marzo participo en uno de los recitales comentados de la Cátedra de Flamencología de Córdoba, que es una cita muy importante para mí. Y espero poder terminar bien el curso del Conservatorio, que es a lo que me estoy dedicando plenamente este año. También quiero presentarme este año a los concursos de Linares y Ubrique y en un futuro a otros de mayor envergadura como el de Lo Ferro, La Unión o La Silla de Oro.

ARTÍCULOS RELACIONADOS: {loadposition articulos_relacionados}

Quizá te pueda interesar

El joven cantaor presenta esta semana su primer trabajo discográfico 'Desde mi cuna'. Foto: Toni Blanco.

JOSÉ MUÑOZ ‘TOTO HIJO’: “Los jóvenes tenemos que ir a los concursos para poder cantar”

Hijo de uno de los cantaores más auténticos que ha dado esta tierra en las últimas décadas (Antonio Muñoz 'El Toto'), la historia de José Muñoz 'Toto Hijo' es la de un flamenco de cuna. Hasta que tuvo cinco años tenía que dormir escuchando 'La Niña de Fuego' de Manolo Caracol, a los nueve se arrancaba por fandangos en...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *