David Pino,coordinador del Certamen de Jóvenes Flamencos de Córdoba. Foto: Toni Blanco.

DAVID PINO: “Es triste que el concurso quede estigmatizado por la deliberación del jurado”

 David Pino (Puente Genil, 1972) ha sido el encargado de coordinar la organización de la última edición del Certamen de Jóvenes Flamencos de Córdoba. La misma que en su fase final desembocó en una ardua polémica tras un fallo del jurado en el que dejaba desierto el premio de guitarra de acompañamiento y optaba por compartir el de baile aduciendo para ello el escaso nivel de los participantes. Figuras de la talla de Fosforito, Manolo Sanlúcar, Javier Latorre, Faustino Núñez y Paco Serrano respondieron a la llamada del cantaor pontanés en un intento de revalorizar y avalar los galardones del concurso que organiza la Diputación cada dos años. Lo que nadie esperaba en un certamen de noveles es que precisamente el jurado fuera a salir por peteneras.

– ¿Cómo ha digerido en su papel de coordinador del concurso la polémica surgida a raíz del fallo que emitió el jurado en la final?
– Al día siguiente de celebrarse la final me sentía fatal, con mucha tristeza e impotencia. Porque es triste y frustrante que un concurso que se ha desarrollado con un nivel notable de satisfacción por parte de los aficionados de la provincia haya quedado estigmatizado por circunstancias que entran en el ámbito de la deliberación del jurado, que es un terreno en el que la organización no tiene competencias ni operatividad.

– ¿Usted cree que el nivel de los participantes en las modalidades de baile y guitarra de acompañamiento estuvo por debajo de las expectativas de un certamen de noveles como así afirmó el jurado?
– No puedo contestar a esa pregunta porque mi labor en este certamen debe por encima de todo lealtad y discreción al jurado que deliberó el fallo. Lógicamente tengo mi opinión personal sobre todo lo acontecido, pero no creo que sea oportuno pronunciarme en ese sentido. Lo que sí se hizo fue dejar claro a los miembros del jurado que el concurso tenía dos limitaciones, la juventud de los participantes y que se circunscribía a un ámbito provincial, de modo que la calidad que podía haber en este certamen no era comparable a otros donde no hay límite de edad y pueden concurrir artistas de cualquier lugar. Esos eran los parámetros en los que nos movíamos y esa era la premisa sobre la que debía deliberar el jurado.

– ¿Qué opinión le merece el enfrentamiento que mantuvo Manolo Sanlúcar con el público tras manifestar los aficionados su descontento con la decisión del jurado?
– Creo que cada cual es responsable de sus actos y como coordinador del certamen no soy quien para quitarle el micrófono a nadie. En cualquier caso, debo decir que ver sobre el escenario a uno de los padres de la guitarra flamenca actual siendo insultado y vejado de esa forma, ha sido el acto más ominoso que he tenido la desgracia de vivir en mucho tiempo.


David Pino, coordinador del Certamen de Jóvenes Flamencos de Córdoba. Foto: Toni Blanco.
David Pino, en su casa de La Magdalena. Foto: Toni Blanco.

“Si Manolo Sanlúcar no hubiera actuado de ese modo, seguramente este hecho no se hubiera producido “


-¿No cree que posiblemente la violenta reacción del público podría haberse evitado si el maestro Sanlúcar no hubiera tomado la palabra?
– Está claro que lo que allí se produjo fue consecuencia de la actitud que tomó Manolo Sanlúcar. Si no hubiera actuado de ese modo, seguramente este hecho no se hubiera producido. Aunque también es verdad que el maestro tomó la palabra al ver la reacción que se produjo entre cierta parte del público. Y con esto no quiero decir que lo esté justificando.

– En cualquier caso resulta paradójico que el jurado amplíe el número de participantes en la final por su calidad artística y dos semanas después considere lo contrario, sobre todo cuando había dos miembros que participaron en el fallo de la fase previa, ¿tanto puede cambiar el criterio de valoración?
– Creo que esta pregunta la debería contestar alguno de los miembros que formaron parte del jurado. Pero supongo que, si han cambiado de criterio, tendrán sus motivos.

– ¿Cobraron los miembros del jurado por participar en la final?
– Sé con seguridad que hay quien ha cobrado en concepto de dietas 300 euros, que es lo que siempre se ha pagado a los miembros del jurado del Certamen de Jóvenes Flamencos. Pero desconozco lo que se pagó a cada uno de ellos por formar parte del jurado.  

– Lo peor de todo es que muchos de los chavales que participaron en la final se fueron a su casa desmoralizados por la dureza de los comentarios que se hicieron públicos…
– Sin duda. Quien mejor puede saber cómo se sienten esos chavales soy yo, porque he sido concursante muchos años en certámenes de ámbito nacional y creo que también he sufrido la injusticia de los concursos. Sin embargo, siempre he creído, incluso cuando he resultado ganador, que los premios tienen una importancia relativa, porque lo que puede aportar un artista a lo largo de su carrera está muy por encima de lo que puedan opinar determinadas personas. Lo único que les puedo decir a los participantes es que un concurso tiene la importancia que tiene, ni más de menos.

– No sé si sabe que hay quien incluso se ha planteado renunciar al premio…
– No tengo constancia de ello, pero cada cual es libre de tomarse las cosas como quiera. Si ésa es la actitud de un concursante, lo único que puedo hacer es respetarla.


David Pino, coordinador del Certamen de Jóvenes Flamencos de Córdoba. Foto: Toni Blanco.
David Pino, coordinador del Certamen de Jóvenes Flamencos de Córdoba. Foto: Toni Blanco.

“Habrá una reestructuración de las bases para que ninguno de los premio pueda quedar desierto”


– ¿Cree que el Certamen de Jóvenes Flamencos se ha desprestigiado con esta polémica?
– Cuando me llamaron para ser coordinador del concurso me planteé que el jurado debía estar compuesto por profesionales y que debían ser de reconocido prestigio. A mí me gustaría preguntarle a José Tomás Jiménez -ganador de guitarra solista-, a Rocío de Dios y a José Muñoz -ganadores de cante-, si ha sido estimulante para ellos que figuras como Manolo Sanlúcar o Fosforito les den su beneplácito y reciban el premio de sus manos. Tener la seguridad de que a uno lo va a enjuiciar un jurado que sabe lo que tiene entre manos y que a los jóvenes los reconozcan estos maestros, creo que es estimulante y que, en primera instancia, le ha dado prestigio al concurso. Pero cómo se desarrolló la deliberación del jurado es algo en lo que la organización no puede intervenir al no tener competencias para ello. Qué duda cabe que la polémica surgida ha afectado a la imagen del certamen y está claro que me hubiera gustado que el fallo hubiera sido satisfactorio para todo el mundo. Lamentablemente no ha sido así, pero hasta el día de la final todo fueron felicitaciones por la elección del jurado. Y hay que tener en cuenta que quienes lo formaron eran las mismas personas el día de antes y el día después de la final.

– ¿Quién va a acompañar a los cantaores al haber dejado el premio de guitarra de acompañamiento desierto?
– Eso es algo que ahora tiene que resolver la organización. Justamente esta semana estamos manteniendo conversaciones para resolver este asunto. Ya anticipé durante la deliberación del jurado que este era uno de los problemas al que nos enfrentábamos si quedaba desierto el premio de guitarra.

– ¿Va a ahorrarse entonces la Diputación los 3.500 euros que se iban a destinar a financiar las diez actuaciones del ganador de guitarra de acompañamiento?
– No. El presupuesto va a ser el mismo, porque habrá que contratar a algún guitarrista para acompañar a los ganadores de cante.

– ¿Será un joven o se contratará a un profesional?
– Eso está por ver, ya que es un asunto que aún está pendiente de resolver.

– Van a introducirse cambios en las bases de la próxima edición del concurso?
– En el futuro todo es susceptible de mejorar y la organización ha tomado nota de los aciertos y desaciertos que ha podido haber en esta edición. Este año las bases eran heredadas de ediciones anteriores y puedo adelantar que habrá una reestructuración de las mismas en la próxima edición para que ninguno de los premios pueda quedar desierto. No obstante, se mantendrá la línea de formar un jurado competente que esté compuesto por profesionales de reconocido prestigio.

Tal vez te pueda interesar...

María Toledo en Córdoba.

María Toledo: “No eres menos flamenco si no haces un disco completo por soleás”

María Toledo es una de las artistas que abanderan lo que viene a denominarse nuevo …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *