Noche Blanca del Flamenco 2017 - Banner
Entrevista a Mª Ángeles Carrasco, directora del Instituto Andaluz del Flamenco

Mª ÁNGELES CARRASCO: “El flamenco es el sector donde menos unión y asociacionismo existe”

El Instituto Andaluz del Flamenco comienza el año con una agenda cargada de ilusionantes y novedosos proyectos. La elaboración del Libro Blanco del Flamenco, la inclusión de este arte en las aulas y la difusión e internacionalización del flamenco a través de programas de sensibilización como ‘Flamenco de orilla a orilla’, son solo algunos de los principales retos de la institución en 2012, un año en el que el organismo continuará prestando su apoyo a la programación de festivales de pequeño y gran formato y a ciclos consagrados como ‘Flamenco Viene del Sur’, cuya principal novedad en esta edición será la incorporación del Ballet Flamenco de Andalucía en su cartel.

– Ahora, con un poco más de distancia, ¿qué valoración hace del I Congreso Internacional de Flamenco?

– La primera conclusión es que este tipo de encuentro era más necesario de lo que nosotros pensábamos. Ha sido la primera vez que se han encontrado los empresarios, los programadores, los promotores, los artistas y el resto de agentes que intervienen en el flamenco. Y lo curioso era que en los foros de debate unos se sorprendían al escuchar a los otros. Creo que hemos podido generar conversación y confrontado los muchos puntos de vista y necesidades que hay dentro del sector, además de crear oportunidades de negocio y encuentros comerciales.

– Si tuviera que destacar una por encima del resto, ¿cuál sería la conclusión más relevante de las que se han extraído en este encuentro?

– Hay muchas, pero es cierto que la necesidad de asociacionismo dentro del sector es una de las conclusiones que ha aparecido en todos los foros que se han abierto. El flamenco es el sector donde menos unión y asociacionismo existe y, desde el Instituto Andaluz del Flamenco, siempre hemos dicho que es mucho más fácil contar con un solo interlocutor a la hora de consensuar temas con la Administración. Por otro lado, se encuentran las nuevas tecnologías. Ha quedado patente que es necesario incrementar el trabajo en red para mejorar la apertura del flamenco al mercado internacional y que debemos apostar por las páginas web en Internet para facilitar a los programadores la búsqueda de información relacionada con los artistas y las empresas que trabajan en el sector. Actualmente, son muchas las oportunidades de negocio que se mueven por Internet, como es el caso de las academias de flamenco que ofrecen cursos online o encuentros virtuales. En definitiva, de lo que se trata es de que el sector confíe en las nuevas tecnologías como herramienta de trabajo.

– ¿En qué situación se encuentra la industria cultural que hay alrededor del flamenco?

– Es una industria muy amplia, ya que no solo se circunscribe a la parte artística. El flamenco es el único arte vivo que está en continua evolución y, a la vez que evoluciona nuestro arte, lo hace también la moda y las artes escénicas. Alrededor del espectáculo de flamenco de gran formato, entran en juego un gran grupo de profesionales especializados en este tipo de montajes, de modo que se ha ido generando un abanico de puestos de trabajo que antes no existían. Lo mismo sucede con la moda flamenca o las academias de flamenco, que tienen a su alrededor todo un mercado de complementos para vestir y para el baile. No podemos tener el ‘copyrights’ de este sector y, evidentemente, ya hay empresarios de fuera de Andalucía que están aprovechando a través de las nuevas tecnologías las oportunidades de negocio que genera esta industria.

 


“A nivel andaluz, estamos muy acostumbrados a la cultura subvencionada, pero no desde el punto de vista del artista sino desde el del consumidor”


 

– ¿Está afectando la crisis económica al flamenco?

– La situación económica del sector no es de crecimiento. Cuando el contexto económico empeora, todos sabemos que la cultura y los servicios sociales se resienten. Pero podemos decir que las perspectivas que hay son de expansión, porque el interés que genera el flamenco a nivel internacional sigue aumentando, a pesar de que el mercado nacional parezca que se está frenando.

– ¿En qué medida tiene que ver esta situación con que gran parte de las programaciones de flamenco dependan de fondos públicos?

– ¿Qué parte de la cultura no depende de la financiación pública? Los grandes montajes de ópera, de música clásica, las orquestas… Todos dependen de fondos públicos y pueden resentirse si bajan las ayudas públicas. Esa es la gran diferencia entre el mercado nacional y el internacional. A nivel andaluz, estamos muy acostumbrados a la cultura subvencionada, pero no desde el punto de vista del artista sino desde el del consumidor. Y quizá las administraciones hayan tenido en esto parte de responsabilidad. Por acercar la cultura a algunos ámbitos se ha promovido ‘lo gratis’ y tenemos que acostumbrarnos a saber que la cultura tiene un precio.

– ¿Cómo se presenta este año el Ciclo ‘Flamenco Viene del Sur’?

– El ciclo continuará en su décimoquinta edición con el mismo número de espectáculos y con la misma calidad que en años anteriores. Los artistas necesitan mostrar sus producciones y sus nuevas creaciones y lo que nosotros pretendemos es que ‘Flamenco Viene del Sur’ sea el escaparate en el que se ponen a la vista las propuestas de los nuevos artistas y de artistas consagrados. Además, la novedad de este año será la incorporación al ciclo del Ballet Flamenco, que lo podremos ver en todas la provincias de Andalucía.

 


“Sabemos que hay ayuntamientos que han suspendido su festival de flamenco por contratar a un artista con un caché de 45.000 euros”


 

– ¿Se han tenido en cuenta las reivindicaciones de los artistas que criticaron el verano pasado la programación de este mismo ciclo?

– En esta casa se tiene en cuenta todo lo que se dice, porque somos la Administración Pública y nuestra obligación es atender todas las reivindicaciones que nos llegan. Es cierto que la gran mayoría de las peticiones que recogimos en su momento, como la de que el ciclo se rigiera por convocatoria pública, eran ya una realidad. Otras tenían un carácter más personalizado y también había algunas que escapaban de las competencias del propio Instituto Andaluz del Flamenco, como es el hecho de que los ayuntamientos y las diputaciones repartieran las contrataciones como un paso hacia la democratización del flamenco. Algunos de los artistas que plantearon estas reivindicaciones también han sido invitados a la comisión creada para la programación de ‘Flamenco Viene del Sur, por lo que creemos que hemos dado respuesta a todas las reivindicaciones que estaban en nuestra manos.

– En una entrevista reciente, ‘El Cabrero’ afirmaba literalmente que la Junta “’ronea’ de llevar el flamenco a Pekín, pero aquí el árbol se está secando”, ¿cuál es el compromiso del Instituto Andaluz del Flamenco con los pequeños festivales de flamenco de los pueblos?

– Nosotros no tenemos la culpa de que un ayuntamiento suspenda su festival de flamenco para contratar a un determinado artista. Contamos con un programa de ayudas a los festivales de pequeño y mediano formato que han ido creciendo año tras año, solo con la excepción de 2010 en el que no se convocó este programa. Este año se han concedido alrededor de 60 ayudas, las cuales no todas se podrán firmar debido, entre otros motivos, a que algunas de las entidades no se encuentran al corriente de pago. Pero este programa solo puede ayudar a que las entidades  prioricen el flamenco por encima de otra artes escénicas. Hay ayuntamientos que sabemos que han suspendido su festival de flamenco por contratar a un artista con un caché de 45.000 euros. En este tipo de casos, el problema no es una cuestión de recursos, sino de prioridades. Nosotros pretendemos ayudar a que no caigan la citas flamencas, a pesar de que en los últimos años han crecido las infraestructuras de teatros que incluyen programación de flamenco, con lo cual entendemos también que haya ayuntamientos que prefieran suplir los costosos encuentros de verano incluyendo el flamenco en la programación oficial del teatro.

– ¿Entonces no se dedican más recursos a programar espectáculos fuera de Andalucia?

– No se programa más fuera de Andalucía, aunque es verdad que la demanda en el exterior es superior. Nosotros aportamos alrededor del 10 por ciento de los presupuestos de festivales como Nimes o Flamenco Festival. Si estuviéramos hablando de aportar ese mismo porcentaje al presupuesto de los festivales que se hacen en Andalucía, los 250.000 euros que se destinan a financiar los festivales de pequeño y gran formato darían para mucho más.

 


Queremos que el Libro Blanco del Flamenco sea un libro vivo y con perspectivas de futuro”


 

– Una de sus apuestas tras ser declarado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, es que el flamenco entre en las aulas, ¿Cómo se está planificando la inclusión del flamenco en las escuelas?

– En noviembre del año pasado, se creó una comisión multidisciplinar, en la que se integran técnicos del Instituto Andaluz del Flamenco y profesores que ya habían llevado a cabo iniciativas relacionadas con el flamenco en el ámbito de la educación. De esta comisión ha salido una normativa para todos los centros educativos andaluces, que verá la luz en menos de un mes y que contempla, en primera instancia, la creación de una página web donde figuren todas las iniciativas en materia didáctica que se pongan en marcha. Además, se promoverá formación para el profesorado y premios para los centros que lleven a cabo iniciativas relacionadas con el flamenco.

– ¿Cuáles son los principales retos del Instituto Andaluz del Flamenco este año?

– Tenemos que comenzar a trabajar sobre una de las conclusiones del Congreso Internacional del Flamenco, que es la elaboración del Libro Blanco del Flamenco. Queremos que sea la memoria de esta casa, pero también que sea un libro vivo, abierto y con perspectivas de futuro. Evidentemente, para que el Libro Blanco se pueda modificar y mejorar, se empleará un formato digital y estará presente en la nueva página web del Instituto Andaluz del Flamenco, que queremos que esté operativa antes del mes de marzo. Además, continuaremos desarrollando los proyectos que ya están consolidados e iniciaremos otros como el proyecto ‘Flamenco de orilla a orilla’. Además, seguiremos trabajando por la difusión y la internacionalización del flamenco y trataremos de potenciar la transversalidad para que esté presente en todo el entramado de la Junta de Andalucía, especialmente en las áreas de Educación, Empleo y Turismo.

 

Tal vez te pueda interesar...

Entrevista a Rosalía Gómez, directora de la Bienal de Sevilla.

Rosalía Gómez: “Es imposible dirigir la Bienal sin ganarse enemigos”

Se muestra apurada por recibirnos quince minutos tarde, por tener que atender una llamada, por llevar un papel a otro despacho, por interrumpir para recordarle a alguien algo importante... Pero es que Rosalía Gómez, la nueva directora de la Bienal de Sevilla, es totalmente consciente de que no puede dormirse en los laureles...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *