Lunes , 22 Mayo 2017
Noche Blanca del Flamenco 2017 - Banner
Entrevista a Juan Miguel Moreno Calderón. delegado de Cultura del Ayuntamiento de Córdoba

JUAN MIGUEL MORENO CALDERÓN: “El gran proyecto municipal relacionado con el flamenco es poner en valor el Centro de Flamenco ‘Fosforito'”

Amante del flamenco, músico de formación, ex director e impulsor de la implantación de los estudios de flamenco en el Conservatorio de Córdoba, Juan Miguel Moreno Calderón afronta la recta final de su primer año al frente de la Delegación de Cultura del Ayuntamiento de Córdoba con el firme propósito de poner en valor definitivamente el Centro de Flamenco ‘Fosforito’, un proyecto estancado desde hace años cuya dotación de equipamientos se hará efectiva en junio con la intención de que pueda albergar a partir del próximo otoño las primeras actividades programadas en la antigua Posada del Potro.

– ¿Qué papel juega el flamenco en la programación cultural que prepara el área que usted dirige?
– El Flamenco en una tierra como Andalucía es un elemento muy transversal y está muy ligado a otras áreas del Ayuntamiento. No obstante, se trata de una manifestación cultural que queremos que tenga mucha presencia en la Delegación de Cultura y en la programación del Instituto Municipal de Artes Escénicas (IMAE). A día de hoy, tenemos programaciones estandarizadas como ‘Flamenco Viene del Sur’, el Festival de los Patios o el Concurso Nacional de Arte Flamenco… Pero evidentemente el gran proyecto municipal relacionado con el Flamenco es poner en valor la Posada del Potro o Centro de Flamenco ‘Fosforito’.

– ¿Cuándo está previsto que abra sus puertas el Centro de Flamenco ‘Fosforito’?
– Tras culminar la restauración de la Posada del Potro en 2010, ha habido que iniciar toda una serie de trámites administrativos para dotar de equipamientos este excepcional recinto, lo que justifica el estado y los usos actuales que se le han estado dando al Centro de Flamenco ‘Fosforito’ hasta ahora. No obstante, el equipamiento de la instalaciones esperamos que esté listo para junio o principios del próximo mes de julio para que comience su actividad a principios de otoño.

– ¿Qué usos se le va a dar al Centro del Flamenco?
– Nuestros esfuerzos se están volcando en concretar una fórmula para que el Centro de Flamenco ‘Fosforito’ pueda tener la máxima rentabilidad social, cultural y divulgativa para el flamenco. Por eso, tenemos que definir los contenidos y su enfoque procurando para ello lograr el mayor consenso posible. Contamos con un plan museográfico, sin embargo, la problemática que surge es ajustar los contenidos al continente que tenemos. Por un lado, contamos con toda una serie de pertenencias, testimonios y recuerdos del maestro Antonio Fernández Díaz ‘Fosforito’ que reflejan la trayectoria y la vida del cantaor más grande que ha dado Córdoba y, por otro, un proyecto museográfico que trasciende la figura de este gran artista. Combinar estos dos ejes sin perder otras dimensiones como la difusión e investigación del flamenco es lo que nos tiene enfrascados ahora.


Entrevista a Juan Miguel Moreno Calderón. delegado de Cultura del Ayuntamiento de Córdoba

“La crisis interfiere en la política cultural. Ahora estamos obligados a ser más imaginativos y creo que es bueno lograr mayor eficiencia prespuestaria “


– ¿Han establecido contacto con ‘Fosforito’ y otros colectivos para establecer una fórmula de consenso en relación a esta nueva dimensión que se pretende dar al proyecto?
– He tenido encuentros con el maestro ‘Fosforito’ y los volveré a tener nuevamente dentro de unos días para tratar de conciliar el proyecto inicial, que era la ‘Casa-Museo Fosforito’, con la dimensión más amplia que implica la puesta en valor del Centro de Flamenco ‘Fosforito’. En cuanto a la idea de abrir un proceso de debate, contamos con la experiencia de la anterior Corporación, que creó una comisión para abordar los usos y contenidos de este proyecto. Y la realidad es que, a pesar de que estos debates son enriquecedores y aportan muchas ideas, es tanta la pasión que se pone que a efectos prácticos es como si entrásemos en un bar para decidir con qué alineación debe salir el Real Madrid o el Barcelona el domingo que viene. No obstante, en este tiempo, no he dejado de conocer propuestas y puntos de vista en relación a la Centro de Flamenco ‘Fosforito’ y tengo una idea bastante aproximada de las distintas opiniones que hay en la ciudad, lo cual no quita para que en un futuro, si logramos crear un marco en el que nos sintamos cómodos todos, podamos contar con las peñas, los artistas, el Ateneo de Córdoba y el resto de estamentos relacionados con el flamenco para intercambiar impresiones.

– Difícil asunto… Igual que gestionar el presupuesto de Cultura con los recortes presupuestarios de este año, que debe ser poco menos que lograr la ‘cuadratura del círculo…
– Es muy complicado, porque está claro que la crisis interfiere en la política cultural. Pero creo que hay que mirar el lado positivo de las cosas. Ahora estamos obligados a ser más imaginativos y creo que es bueno lograr mayor eficiencia presupuestaria.

 


“El Nacional de Arte Flamenco es el concurso de todos los concursos. Pero todo el mundo sabe que algo hay que hacer para que dé un salto de calidad”


 

– ¿Corre peligro en el futuro la celebración de alguno de los grandes eventos culturales si no se solventan los problemas financieros del Ayuntamiento?
– La situación presupuestaria de las administraciones obliga a ajustes y a priorizar los recursos que se destinan a la programación cultural. Es cierto que en algunas ciudades la crisis económica ha provocado que se suspendan grandes eventos, pero, en el caso de Córdoba, podemos decir que no se ha suspendido ninguno de los grandes espectáculos que se programan en la ciudad. Hemos tenido que hacer ajustes, pero somos conscientes de que la política cultural necesita continuidad. Espectáculos como el Festival de la Guitarra tienen una gran dimensión debido a que han logrado consolidarse en el tiempo. A día de hoy, solo puedo responder por los presupuestos de 2011, que son los que están aprobados, pero quiero destacar que uno de los ejes de la política del gobierno municipal es la cultura, que es una las potencialidades de la ciudad a pesar de no haber sido designada Capital Europea de la Cultura. Por eso nuestra intención es que la cultura en todas sus dimensiones siga siendo un motor socioeconómico para Córdoba.

– ¿Cree entonces que la Cultura es a día de hoy un motor de la economía cordobesa?
– Sin lugar a dudas. El hecho de haber llegado a la final de la Capitalidad Cultural Europea indica que se ha venido haciendo un gran trabajo. El desarrollo del mapa de las infraestructuras culturales de la ciudad y la programación ha sido realmente notable en los últimos años, independientemente de los errores o defectos que queramos comentar. Creo que es evidente que gran parte de la gente que viene a Córdoba lo hace motivada por factores culturales y patrimoniales. Otra cosa es que debamos aumentar la sinergia entre la triada que conforman cultura, patrimonio y turismo y también fortalecer e incentivar el sector de la industria cultural, que, por otro lado, es una de las actividades empresariales más difíciles de estimular en tiempos de crisis. A esto ayudaría una modificación de la Ley de Mecenazgo y estímulos fiscales a las empresas culturales, para que de la misma manera que hay emprendedores que se lanzan a abrir un bar los haya para crear una sala de exposiciones.

– ¿Piensa, como lo hacen muchos cordobeses, que hay que revalorizar el Concurso Nacional de Arte Flamenco de Córdoba?
– El Nacional de Arte Flamenco de Córdoba es el concurso de todos los concursos de flamenco. Pero bien es cierto que, por una serie de factores, otros certámenes como el de ‘La Unión’ nos han ido comiendo bastante terreno en los últimos años. No podemos vivir solamente del bagaje histórico, creo que tenemos que hacer valer el plantel de artistas que que han pasado por esta cita y al mismo tiempo tratar de concitar intereses con otros agentes para que el concurso sea más atractivo. Todo el mundo sabe que algo hay que hacer para que el Concurso Nacional dé un salto de calidad. Una fórmula podría ser no solo premiar económicamente a los concursantes ganadores, sino también incentivar su promoción artística para hacerlo más atractivo.

Quizá te pueda interesar

Entrevista a Rosalía Gómez, directora de la Bienal de Sevilla.

Rosalía Gómez: “Es imposible dirigir la Bienal sin ganarse enemigos”

Se muestra apurada por recibirnos quince minutos tarde, por tener que atender una llamada, por llevar un papel a otro despacho, por interrumpir para recordarle a alguien algo importante... Pero es que Rosalía Gómez, la nueva directora de la Bienal de Sevilla, es totalmente consciente de que no puede dormirse en los laureles...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *