LA FLAMENCURA DEL PIANO FLAMENCO

El Arte Flamenco, tal y como lo entienden los llamados puristas, tiene tres modalidades o formas expresivas fundamentales que son el cante, el baile y la guitarra, y que resultan inconfundibles para cualquier aficionado o espectador tanto por su compleja técnica, como por su espontaneidad, intensidad emocional o su libertad expresiva.

Sin embargo, en la actualidad se están incorporando diferentes instrumentos, que siempre han acompañado al flamenco pero se les ha reconocido única y exclusivamente como clásicos o étnicos. Es el caso del piano, la flauta el violín, el cajón, el chelo, o el bajo, entre otros. No obstante, algunos ya fueron utilizados por máximos representantes de este arte siglos atrás, artistas como ‘El Planeta’, ‘La Niña de los Peines’, Manuel Torre o su hermano Tomás.

De 1920 hasta mediados del siglo pasado, empezó a brillar la opera flamenca, caracterizada por la musicalidad y la aparición de instrumentos como el piano o el violín, que ya eran utilizados en la enseñanza del baile. Pero no fue hasta primeros del último cuarto del siglo XX, cuando se empezó a introducir la percusión, aunque el origen de lo que hoy conocemos como piano flamenco se remonta al siglo XIX.

Cuando existía una música que denominamos ‘preflamenca’ y que es el origen de lo que hoy llamamos flamenco, la mayoría de obras estaban escritas bien para piano solista o bien para acompañar al cante. Era costumbre de aquella época disponer de un piano en todos los lugares donde se interpretaba esta música y tanto se ejecutaba un aria de alguna ópera como una seguidilla. En el  libro “Tratado de bailes”, de José Otero encontramos algunas partituras para piano, de piezas flamencas para acompañar al baile.

El referente en lo que a piano propiamente flamenco se refiere, nos lo darán José Romero y Arturo Pavón. Pepe Romero fue pionero llevando al piano el toque de guitarra, el golpe, el rasgueado y todo el sonido flamenco guitarrístico en general. Podemos encontrar muestra de ello en sus discos «Piano flamenco», «Andalucía flamenca», «Formas musicales andaluzas» y «Fantasía suite andaluza iberoamericana». Desgraciadamente, todos ellos están descatalogados y es difícil hacerse con ellos.

Por otra parte, Arturo Pavón desarrolla fundamentalmente el acompañamiento al cante y al baile, acompañando habitualmente a Manolo Caracol. De Arturo Pavón destaca la grabación “Suite flamenca” y el DVD de la serie “Rito y geografía del cante” dedicado a Manolo Caracol, con Arturo Pavón acompañándole al piano.

La evolución del piano flamenco ha tomado dos vertientes, una purista, en este grupo destaca Zarzana, Pedro Ricardo Miño y Javier Coble; y otra donde se han incorporado al flamenco elementos procedentes de otros estilos musicales, como puede ser el jazz, en este grupo se incluye Chano Domínguez, como abanderado de este grupo, Juán Cortés, Sergio Monroy y Diego Amador.

Resulta cuanto menos curioso observar cómo la trayectoria de la gran mayoría de ellos –salvo algún tema puntual en alguna grabación- no se ha dirigido hacia el acompañamiento al cante o al baile, sino que se ha centrado en el piano como instrumento solista.

El flamenco puede ver la superación -o mejor dicho la alternativa- del clásico trío, cante guitarra y baile. Vicente Amigo dijo: “El arte flamenco es lo divino y la guitarra solo es un instrumento para expresarlo”, ¿por qué no puede ser el piano, o cualquier otro, ese instrumento para expresar lo divino? Algunos ejemplos indiscutibles de la flamencura en estos instrumentos y sus intérpretes, son Arturo Pavón, excelente pianista que revolucionó sentando bases de la musicalidad flamenca o Rosario Montoya, flamenquísima pianista y directora de orquesta.

Muchos músicos piensan que estos instrumentos tienen la suficiente personalidad para dar lo suyo al flamenco, produciéndose una unión fluida entre ambos. Algunos (los cuales yo considero “flamencos puros”), como Pepe Habichuela, Enrique Morente, Paco de Lucia, Tomatito, Camarón, Manolo Sanlucar, Carmen Linares o Mario Maya, han ido incorporando estos instrumentos a sus trabajos.

Gracias a la indiferencia de estos, hacia las críticas recibidas, sobre todo en los años 70, tenemos una gran herencia como “Habichuela en Rama” o “Entre dos aguas”. Durante algún tiempo, sobre todo en los años 70, la flamencología oficial calificó estas experiencias como experimentalismo sin futuro y aseguró su desaparición. Pero como muestra la historia, se equivocaron y a los hechos me remito. Al incluir nuevos instrumentos y formas musicales, redefinieron el flamenco para una nueva generación.

¿Es que el flamenco es ese mundo estático aferrado a lo viejo como algunos “entendidos” pretenden? Señores, el flamenco puro no es viejo, sino antiguo, su evolución ha sido constante, el maestro Caracol dijo: “¡Se puede cantar con orquesta! ¡Se puede cantar con un violín, con una flauta…! ”


Por Fátima Franco

Fátima Franco, bailaora de flamenco de CórdobaBailaora cordobesa miembro del Consejo Internacional de la Danza de la UNESCO y autora del libro “La indumentaria en el baile flamenco. Un recorrido histórico», galardonado con el Premio Internacional de investigación etnográfica del flamenco “Juan de la Plata” de la Cátedra de Flamencología de Jerez de la Frontera.

Tal vez te pueda interesar...

Manuel Bohórquez en uno de los momentos de su conferencia en Puente Genil. Foto: cordobaflamenca.com

Manuel Bohórquez en Puente Genil

 

Cuando uno lleva cerca de 20 años  escuchando y leyendo las mismas historias románticas y fantasiosas con relación a los orígenes del arte flamenco,  es indescriptible la liberadora   sensación percibida tras un rato de charla con el investigador  y crítico de flamenco Manuel Bohórquez Casado.

5 comentarios

  1. Juan Sebastian

    Muy bien todo pero…
    Felipe Campuzano!!
    El mas grande piano flamenco,imperdonable que ni lo menciones,sin él el articulo es penoso.

    • Efectivamente Campuzano es el referente,el toque y la genialidad de Felipe no lo tiene NADIE le pese a quien le pese,la obra mas grande de piano flamenco:
      Andalucia Espiritual
      De ahi an bebido y beben los demas.

  2. Felipe Campuzano,caudal que perduraBRAVO

  3. Fátima corrige ke te brean!!
    Jajafelipe grandeBs toño

  4. Raimundo Casas Perez

    Me sumo a lo escrito hasta ahora,ahi muchos pianistas buenos y flamencos pero..
    FELIPE CAMPUZANO
    es la fuente donde beben todos,el faro que ilumina,un genio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.