Juan Antonio 'El Claus', en la Posada del Potro. Foto: M. Valverde.

El Claus: “Hay mucho flamenco que no transmite por falta de espontaneidad”

‘Dulce amor’ es el segundo disco en solitario de Juan Antonio ‘El Claus’. Un trabajo que verá por primera vez la luz en directo el próximo viernes, a las 21.30 horas, dentro del ciclo ‘Café Cantante’ de la Posada del Potro. Fandangos, bulerías, alegrías y tangos dan forma al repertorio de este cantaor forjado en el acompañamiento al baile y al calor de las peñas flamencas. Un espectáculo ‘made in Córdoba’ que promete una velada con grandes dosis de flamencura.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Cómo entras en el mundo del flamenco?

– Comencé a cantar de pequeño. Iba a las tertulias flamencas como la del Campo de la Verdad o las Ovejas Negras y allí fue donde empecé a meterme en este mundillo. Hacía mis cantecillos en las peñas y luego comencé a cantar para el baile.   

¿Qué le ha aportado el cante atrás?
– Cantar para el baile te obliga a estudiar en profundidad todos los palos y te da un gran compás. A mí me ha dado mucha experiencia, pero no creo que deba ser un paso obligatorio para un cantaor. Creo que en el flamenco no hay nada obligatorio. Me encanta cantar para el baile y también delante, porque lo haces a tu aire y no estás ceñido a algo que está medido y preparado.


Foto: Miguel Valverde.

“La esencia del flamenco es la improvisación. El problema es que se está perdiendo”


– El flamenco no debe perder la improvisación…
– Claro. El problema es que se está perdiendo. La esencia del flamenco es la improvisación. Y, aunque deba ir todo medido y perfecto, creo que no siempre dos más dos deben ser cuatro. Creo que hay mucho flamenco que no trasmite porque se ha perdido la espontaneidad y está todo milimetrado.

¿Quién le pega un pellizquito al escucharlo cantar?
– Mucha gente… El agujetas, Fernando Terremoto Padre, Camarón o Manolo Caracol. Todos son cantaores que llegan muy adentro.

‘Dulce Amor’ es el nombre de su segundo disco en solitario. ¿En qué se ha inspirado?
El nombre del disco está dedicado a mi mujer y mi hija, que se llaman Dulce. El tema central es la rumba ‘Dulce Amor’ y el disco también incluye unos fandangos por soleá, una grabación en directo en la Peña Flamenca ‘Rincón del Cante’ con la guitarra de Rafael Trenas, un par de bulerías, tangos y alegrías y una soleá por bulerías que está dedicada a mis comienzos en la Peña Flamenca del Campo de la Verdad.


Foto: Miguel Valverde.

“Con los fandangos es con lo que más disfruto. Se dice mucho con muy poco”


– ¿Grabar un disco no es casi una osadía tal y como está el panorama discográfico?
– Sí… Es más bien una carta de presentación para un cantaor y también una fórmula para que el trabajo se quede plasmado para siempre. Es un disco grabado en Córdoba por gente de Córdoba.

¿Con qué palo se siente más a gusto cantando?
– Me gusta cantar muchas cosas. Por solea, por seguiriyas… Pero es verdad que con los fandangos es con lo que más disfruto. Es un cante que con muy poco dice mucho. Y la verdad es que me puedo tirar seis días cantando por fandangos porque tengo un montón de letras metidas en la cabeza.

¿Qué tiene preparado para la puesta de largo de su disco en la Posada del Potro?
– La idea es hacer casi todos los temas del disco en directo. Y para ello estaré acompañado por Miguel Aguilera y Alberto Luque a las guitarras; el teclado de Miguel Ángel Ortega; las palmas y coros de Verónica Moyano, Samuel Raya y Miguel Alcobendas; y la percusión de Jorge del Pino. Me hubiera gustado poder contar una actuación de baile, pero no va a ser posible por las reducidas dimensiones del escenario.

Tal vez te pueda interesar...

Bernardo Miranda cantaor flamenco

Bernardo Miranda: “En el flamenco ya está todo inventado”

Se dio a conocer como joven promesa del cante y ahora nos presenta su primer …

Un comentario

  1. Artista de los artistas,un señor en todos los sentidos!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *