Lunes , 22 Mayo 2017
Noche Blanca del Flamenco 2017 - Banner
Entrevista a Rafael del Pino 'Keko', bailaor de flamenco y profesor del Conservatorio Profesional de Danza 'Luis del Río de córdoba

RAFAEL DEL PINO ‘KEKO’: “La flamencura se tiene, se puede ver y va con uno mismo”

De sus clases en el Conservatorio Profesional de Danza de Córdoba han salido los últimos valores cordobeses del baile flamenco. Allí los pule, moldea sus movimientos y les transmite sus años de experiencia en compañías como las de Javier Barón, María Pagés, Javier Latorre o Eva ‘La Yerbabuena’. Hablamos de Rafael del Pino ‘Keko’, Premio Nacional ‘Juana La Macarrona’ en el Concurso Nacional de Arte Flamenco de Córdoba en 1998. Un flamenco de la cabeza a los pies y una de las pocas figuras de este arte comprometido con los más jóvenes, tendremos la oportunidad de disfrutar de su raza el próximo 12 de mayo en el IV Festival Flamenco de Córdoba que se celebrará en la Plaza de la Corredera. Con él charlamos sobre la situación actual del baile en el circuito flamenco y la proyección de la nueva cantera de jóvenes bailaores y bailaoras.

– Como artista y docente que eres, ¿qué crees que debe primar más cuando un bailaor sube al escenario la técnica o el temperamento?
– La raza, el sentimiento y el temperamento que uno transmite es lo más importante, aunque eso no quita que se deba tener una buena técnica, porque creo que un bailaor debe expresar lo que lleva dentro en cada actuación para poder llegar al público y hacerlo disfrutar.

– Entonces por mucha técnica que se tenga, la flamencura y la pasión que uno pone en el baile es lo que luego realmente llega al público…
– Cuando actúas suele haber público entendido en baile y menos entendido e intentas agradar a unos y a otros. Hay quien se fija más en la técnica y hay aficionados a los que les llega más el sentimiento, pero al final de lo que se trata es de sacar lo que uno lleva por dentro.

– ¿Qué es para ti ‘ser flamenco’?
– Es una forma de vida. Uno es flamenco desde que se levanta por la mañana hasta por la noche. Es difícil definir lo que es la flamencura, pero es algo que se tiene, que se puede ver y que va con uno mismo.

– ¿Crees que la flamencura que tenían los antiguos se está perdiendo en las nuevas generaciones de artistas?
– El que es flamenco va a serlo toda su vida, porque la flamencura no es una cualidad única de los artistas. Aquí, en el barrio del Campo de la Verdad, hay mucha gente flamenca y eso se nota nada más verlos pasear por la calle. Lo que sí es verdad es que ahora vivimos tiempos distintos. La flamencura y la pillería que había antes apenas existen hoy porque la sociedad ha cambiado y ya no se pasan las mismas fatigas. Ahora quedan muy pocos flamencos que tengan que buscarse la vida en las tabernas como se hacía antes…


Entrevista a Rafael del Pino 'Keko', bailaor de flamenco y profesor del Conservatorio Profesional de Danza 'Luis del Río de córdoba
Entrevista a Rafael del Pino ‘Keko’, bailaor de flamenco y profesor del Conservatorio Profesional de Danza ‘Luis del Río de córdoba. Foto: Toni Blanco.

“Veo a gente joven que tiene proyección y ganas de trabajar, por eso creo creo que en el futuro vamos a seguir teniendo a baiaores muy buenos en Córdoba. “


– Impartes clases en el Conservatorio desde 2003, ¿qué es lo que un bailaor o bailaora no puede aprender en el Conservatorio?
– En el Conservatorio y en una academia se pueden aprender muchas cosas, lo que no se puede enseñar es ese sentimiento que cada persona le pone al baile. Hay alumnos que bailan bien y que tienen mucho compás, pero les falta ese ‘duende’ que se tiene o no se tiene y que hace conectar con los demás. El sentimiento y la expresión del alumno se puede trabajar y pulir, pero es algo que al final va implícito en cada persona.- Estás comprometido con los jóvenes valores del baile, a los que promocionas en espectáculos por festivales y peñas, ¿cómo valoras la cantera de bailaoras y bailaores que tenemos en Córdoba actualmente?

– Ahora mismo tenemos una cantera muy buena de bailaores y bailaoras. Tenemos a Richard Gutiérrez, a Ángel Reyes y a Marcos Morales, a los que he tenido como alumnos durante muchos años. Y veo a gente joven que tiene proyección y ganas de trabajar, por eso creo que en el futuro vamos a seguir teniendo a bailaores muy buenos en Córdoba.- Para los más jóvenes es muy importante poder ir haciéndose en las tablas de las peñas y festivales, ¿qué dificultades encuentran para poder meter cabeza en el circuito flamenco?

– No es fácil bailar en las peñas por una cuestión puramente económica. Es más caro contratar a un cuadro flamenco que a un cantaor y las peñas prefieren invertir los pocos recursos que tienen en actuaciones de cante. Lo mismo sucede en los festivales, donde cada vez se programan menos espectáculos de baile. El problema es que los jóvenes necesitan un escenario donde subirse a bailar para poder equivocarse e ir aprendiendo de sus errores.
 


“Estoy montando un espectáculo con Lola Pérez que presentaremos el 26, 27 y 28 de mayo en Nimes, Francia, y que nos gustaría estrenar aquí en la Noche Blanca del Flamenco”


 

– Teniendo en cuenta este panorama, ¿qué consejos les das a los alumnos que terminan el Conservatorio?
– Cuando llegan a este punto, tienen que buscarse la vida por ellos mismos. A algunos de ellos los llevo en mis actuaciones y les advierto de las zancadillas que se pueden ir encontrando por el camino. Siempre les aconsejo que sigan formándose tomando clase con los grandes maestros, porque muchas veces esta es la vía para entrar a formar parte de una compañía. A partir de este momento todo es mucho más fácil, porque es cuando empieza a verte a bailar todo el mundo. Lo difícil es conseguir dar ese primer paso.

– Con poco más de veinte años conseguiste uno de los premios nacionales del Concurso de Arte Flamenco de Córdoba, ¿eres de los que opinan que debe renovarse el certamen para que recupere el prestigio perdido en los últimos años?
– En la última edición hubo un gran cambio al unificar todos los premios de baile que había antes en uno solo, un cambio que, por un lado, veo bien porque ahora el bailaor que lo gane debe ser completo, pero, por otro, creo que es muy complicado bailar por cuatro palos bien y creo que éste ha sido el motivo de que este premio quedara desierto el último año. No obstante, es cierto que el Concurso Nacional, que era el concurso de concursos, se ha ido devaluando en los últimos tiempos y ya no se valora como antes.

– ¿Háblanos del nuevo proyecto en el que estás trabajando?
– Estoy montando un espectáculo con Lola Pérez que presentaremos el 26, 27 y 28 de mayo en Nimes, Francia, en el que se proyectarán videos de Córdoba y participarán muchos artistas cordobeses. Un espectáculo que nos gustaría estrenar aquí en la Noche Blanca del Flamenco de este año.

Quizá te pueda interesar

María Toledo en Córdoba.

María Toledo: “No eres menos flamenco si no haces un disco completo por soleás”

María Toledo es una de las artistas que abanderan lo que viene a denominarse nuevo …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *