Lunes , 22 Mayo 2017
Noche Blanca del Flamenco 2017 - Banner
Marina Heredia acaba de publicar su cuarto álbum 'A mi tiempo'. Foto: Adam Newby.

MARINA HEREDIA: “Encontrarme y aceptarme como artista es lo mejor que me ha pasado”

Si la Paquera de Jerez fue considerada la Ella Fitzgerald del compás, Marina Heredia podría encarnar a la perfección el papel de la Beyoncé de lo jondo. Por lo que tiene de presencia escénica, de fuerza, de versatilidad en la voz, de espíritu racial. Incluso porque ambas tienen la facilidad de gustar a todos los públicos y de que sus singles triunfen en Internet. Pero no hace falta hacer uso de la mala costumbre de engrandecer a los artistas nacionales comparándolos con otros de fuera. Marina lleva años sobre los escenarios y ha trabajado mucho para ser quién es, ella misma.

NO PIERDAS EL ESPECIAL NOCHE BLANCA DEL FLAMENCO


Por eso, ‘A mi tempo’, su cuarto álbum que ayer salió al mercado, no solo confirma su madurez artística sino que la sitúa como una de las voces más sólidas y personales del flamenco actual. No es de extrañar que rompiera algún micro durante su grabación –en directo- en el estudio. Marina es mucha Marina.

– El 22 de junio estará por primera vez en la Noche Blanca del Flamenco. ¿Qué espera del encuentro?
-Tengo muchas ganas. Primero porque es una de las citas flamencas del año y el lugar donde canto (Patio de los Naranjos, 00.30 horas) es una maravilla. Y luego porque tengo una espina clavada con Córdoba. No sé por qué, pero no he trabajado mucho allí. Y eso que para mí es una ciudad muy especial porque parte de la familia de mi padre es cordobesa.

-¿Y con qué se encontrarán los aficionados?
-Lo que llevo a la Noche Blanca es el espectáculo del nuevo disco ‘A mi tempo’, que presenté en septiembre en la Bienal de Sevilla. Por cuestiones de agenda no podrá estar Mónica Naranjo pero sí que me acompañará el coro de Luis Rivero. Será muy especial porque será el primer encuentro con el público desde la salida del disco el día 10.


Actuación de Marina Heredia en la Cata Flamenca de Montilla 2012. Foto: Toni Blanco.

“Ahora soy más feliz con mi trabajo. Disfruto más y tengo menos miedos”


– Un álbum donde se acuerda de Bambino, Adela la Chaqueta, Camarón…
-Sí, ha sido un reto personal porque he trabajado un repertorio que no forma parte de lo que tengo más asimilado. Me ha costado mucho esfuerzo pero al final me he sorprendido hasta yo. No me imaginaba que podía hacer algunas de las cosas que he hecho. El disco es en directo, así que no hay trampa ni cartón.

– También hace un personal homenaje a Morente en los ‘Morentangos’ que le dedica en el disco, ¿qué le queda del maestro?
-Independientemente de su valía artística, el amor por su vida, que era el flamenco. Enrique solo ha trabajado para enriquecer el flamenco y ha sido un trabajador incansable. Lo tengo muy presente.

– Acaba de venir de cosechar éxitos con la Sinfónica de Chicago. Ahora nuevo disco, Noche Blanca, Potaje de Utrera… ¿está Marina Heredia de moda?
-Lo que sé es que ahora soy más feliz con mi trabajo. Disfruto más, tengo menos miedos y estoy más segura de mí misma. Lo paso mejor en el escenario y esto es fundamental. Las fatigas vienen solas. El lograr encontrarme y aceptarme como artista es lo mejor que me ha pasado en mi carrera.


Marina Heredia y Miguel Ángel Cortés en la Bienal de Flamenco de Sevilla. Foto: Antonio Acedo.

“Al flamenco no solo le falta marketing, sino infraestructura de empresa”


– Recientemente reconocía que había firmado discos piratas y sus singles son de los más versionados en Youtube… ¿es esto un problema o un orgullo?
– Para mí es un orgullo que la gente me escuche cantar. Lo importante es que les guste lo que hago y luego venga a los conciertos. Por eso, he puesto el disco en El País para que se pudiera oír gratis. Es fundamental abrirse a nuevas formas de trabajo y es necesario renovar al público. Los caminos están ahí, por qué los flamencos no podemos aprovecharlos.

– En este sentido, ¿le falta al flamenco marketing?
– Por supuesto, pero no solo marketing sino infraestructura de empresa, de negocio. Los americanos, por ejemplo, son capaces de vender hielo a un pingüino y eso aquí nos queda lejos. Por eso procuro fijarme mucho en la puesta en escena de las grandes divas norteamericanas.

– Porque, ¿qué música le gusta fuera del flamenco?
– Me gusta todo lo bueno, la salsa, la música sudamericana… escucho de todo. El último disco de Whitney Houston antes de su muerte, por ejemplo, me parece una maravilla. Hay una canción que se llama ‘I look to you’ que es espectacular.


Marina Heredia en una reciente actuación en los Jueves Flamencos de Cajasol. Foto: Adam Newby.

“El trabajo con los clásicos me ha enseñado mucho sobre la disciplina “


– Es verdad que, en su caso, ha estado siempre abierta a colaborar con artistas de otros estilos, ¿qué le ha enseñado estas experiencias?
-El trabajo con los clásicos me ha enseñado mucho sobre la disciplina de trabajo, la importancia de seguir un método, de ensayar. Y eso lo he adoptado en mi día a día. Desde que me subí con 18 años a un escenario con la ópera de Mauricio Sotelo, me quedó perfectamente claro que no se puede dejar todo al duende.

-Y a la hora de cantar ¿está más cómoda en los grandes escenarios o en las fiestas con los suyos?
-Es distinto. Hombre, como estoy más a gusto es en pijama pero todo tiene su qué. Un gran escenario te hace crecer mucho como artista.

-Por último, como curiosidad, ¿lo de quitarse los zapatos en escena es por tener los pies en la tierra?
-(Risas). Pues la verdad es que empezó siendo un problema de pies pero luego me he acostumbrado y me los quito sin darme cuenta. Me gusta cantar descalza y sentir el suelo. Sí supongo que tendrá un poco que ver con eso de tener los pies en la tierra.

Quizá te pueda interesar

Niña Pastori presenta en Córdoba su espectáculo 'Lo que quiere el alma'. Foto: M. Valverde.

Niña Pastori: “Todos los artistas quieren participar en la Noche Blanca del Flamenco”

Casi veinte años después de irrumpir en la escena musical con éxitos como 'Tú me camelas', María Rosa García 'Niña Pastori' (San Fernando, 1978) es una de las pocas artistas del mundo del flamenco que puede alardear de haber vendido más de dos millones de copias a lo largo de su carrera. Quizá por eso la gaditana llega...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *