Paco Cepero. Festival de la Guitarra de Córdoba 2019. Foto: M. Valverde.
Paco Cepero. Festival de la Guitarra de Córdoba 2019. Foto: M. Valverde.

Córdoba salda su deuda con Paco Cepero

Setenta y siete años. Ni uno más ni uno menos. Ese es el tiempo que ha tenido que esperar Paco Cepero para actuar en el Festival de la Guitarra de Córdoba. El pasado domingo, por fin, la ciudad saldaba una deuda con el guitarrista jerezano, que reconoció nada más comenzar su concierto que no haber estado en ninguna de las treinta y ocho ediciones anteriores del festival era una “espinita que tenía clavada”.

Y es que lo de Paco Cepero tiene difícil explicación. De poco le habían servido hasta ahora avales como ser Premio Nacional de Guitarra de Acompañamiento del VIII Concurso Nacional de Arte Flamenco de Córdoba, tener registradas más de 800 obras en la SGAE, haber obtenido el Premio Compás del Cante, el Castillete de Oro de la Unión o la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes, solo por citar algunos de las decenas de reconocimientos con los que ha sido agasajado a lo largo de su carrera. Nadie se había acordado de él. Algo que resulta más incompresible aún si tenemos en cuenta los nombres de guitarristas flamencos que repiten asiduamente en el cartel cada dos o tres años.

Pero la espera bien mereció la pena.  Durante casi una hora y media de concierto nos dejó una brillante muestra de su prolífico repertorio. Una manera de tocar la guitarra que ya forma parte fundamental del patrimonio flamenco universal y que lo ha encumbrado a lo largo de carrera como uno de los artistas con más personalidad.

 

Paco Cepero. Festival de la Guitarra de Córdoba 2019. Foto: M. Valverde.
Paco Cepero. Festival de la Guitarra de Córdoba 2019. Foto: M. Valverde.

 

Cepero arrancó su actuación con el tema ‘Noche Andalusí’ y continuó por bulerías, seguiriyas, sevillanas y, sobre todo, rumbas, un palo en el que el artista jerezano se ha sentido siempre especialmente cómodo. Entre los temas más reconocidos sonaron la bulería ‘De Pura Cepa’ y la rumba ‘Agua Marina’, que fue con la que quiso poner punto y final a un recital en el que estuvo acompañado en todo momento por la segunda guitarra de Paco León, el violín de Sofía Quarinci y la percusión de Carlos Merino.

Con su pulgar derecho intacto y una ejecución en los picados que sería la envidia de muchos profesionales de hoy en día, Paco Cepero dejó de manifiesto que no ha perdido ni un ápice de su técnica. Un toque al que aún le queda mucho por decir a su edad y que sigue siendo inconfundible gracias a los pegadizos fraseos que desarrolla en un infinito juego de ligados y mordentes.

También hubo tiempo para el baile, que contó con la colaboración de otros dos jerezanos, los bailaores Juan Tejero e Irene Carrasco. Solo echamos en falta escuchar al maestro acompañando al cante, una faceta en la que ha sido uno de los máximos exponentes del siglo XX y que inicialmente estaba prevista en el programa junto a la cantaora Amalia Andújar. Esperemos que podamos quitarnos esta espinita en su próximo concierto en el Festival de la Guitarra de Córdoba.

FESTIVAL DE LA GUITARRA DE CÓRDOBA 2019
Paco Cepero | Tradición
Medina Azahara. 7 de julio.
Guitarra principal: Paco Cepero
Segunda guitarra: Paco León
Percusión: Carlos Merino
Violín: Sofía Quarinci
Baile: Juan Tejero e Irene Carrasco
 

Tal vez te pueda interesar...

Concierto José Mercé y Tomatito. Festival de la Guitarra de Córdoba 2019. Foto: R. Alcaide.

Divos del flamenco sin enjundia

En el flamenco, a pesar de no ser un arte de masas, siempre ha habido …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.