El Pele fue el artista encargado de abrir la sexta edición de la Noche Blanca del Flamenco en Las Tendillas. Foto: Toni Blanco.

La Noche Blanca de El Pele


Si por algo se recordará esta edición de la Noche Blanca del Flamenco, sin duda será por la vuelta de El Pele a los escenarios de su ciudad tras permanecer un tiempo apartado de ellos por motivos de salud. Suyo fue todo el protagonismo simplemente por el hecho de abrir la maratoniana velada en Las Tendillas y suyo fue también el mérito de volver a hacer vibrar a un público que quiere y venera a este incomparable cantaor.

Apareció rodeado de artistas como Arcángel, Macarena de la Torre, Manuel Molina, Manuel Silveria o Antonio de Patrocinio y también contó con la colaboración de otros flamencos de la tierra como Rafael del Pino ‘Keko’ o Lin Cortés -finalmente el violinista Ara Malikian no pudo asistir al concierto- en lo que fue el espectáculo más brillante de la noche. Su quejío por soleá resulta más desgarrador que nunca y su vitalidad tras superar recientemente un tumor de colon hace aún más meritoria la entrega que pone en cada una de sus actuaciones. Era la noche de El Pele y se encargó de demostrar por qué es uno de los cantaores más grandes del momento.

Teniendo en cuenta que el cartel de este año ha sido el menos mediático, puede decirse que el devenir de la noche mantuvo en los principales escenarios la masiva afluencia de público de ediciones anteriores. La rumba de Cherokee y el blues aflamencado de Raimundo Amador, que repetía en la cita, congregaron a una legión de seguidores en La Corredera. Argentina hizo lo propio con una gran puesta en escena en su particular viaje por el cante. Y lo mismo sucedió con Farah Siraj en Plaza de Abades y Marina Heredia en el Patio de Los Naranjos, donde el único inconveniente fueron los problemas de sonido que deslucieron el estreno de la cantaora granadina en la Noche Blanca.

La fiesta del Capullo de Jerez y los suyos en el Mesón de La Luna y la semblanza de los antiguos cafés cantantes que protagonizaron los alumnos del Conservatorio de Danza en el Compás de San Francisco fueron otros dos de las momentos más destacados de la noche, quedando patente el gran trabajo que estos jóvenes bailaores y sus maestros han llevado a cabo en la preparación de este proyecto.

Mención aparte merecen tres de los espectáculos más jondos que estaban programados este año. En especial el del cantaor gaditano David Palomar, que redondeó una actuación en la Plaza del Potro que le valió para convertirse en la revelación de la noche. Este doble premio nacional del Concurso de Arte Flamenco de Córdoba logró meterse al público en el bolsillo con su espectáculo ‘Gaditanía’, sobre todo cuando hicieron acto de presencia los bailaores Sara Baras y Keko en un fin de fiesta que resultó verdaderamente espectacular.

En el Alcázar Viejo, donde este año la Peña Flamenca El Almíbar y el resto de colectivos del barrio habían configurado una programación con dos de los jóvenes cantaores con mayor proyección del momento, la cosa fue bien distinta. Y es que, si magistrales resultaron las intervenciones de Toñi Fernández y José Ángel Carmona junto a la guitarra de Pedro Sierra, lo cierto es que en esta edición la respuesta del público fue menor de la esperada a la vista de la calidad del cartel.

Lo mismo sucedió en la Plaza Cardenal Salazar, donde los cordobeses Juan Carlos Villanueva, David Pino, Gabriel Expósito y Lola Pérez no encontraron el respaldo habitual del público que suele acudir a esta plaza. Eso a pesar de resultar una interesante propuesta, donde lo más destacado fue la tensión y el drama que todo el elenco de artistas lograron poner sobre el escenario.

Quizá el motivo fuera que muchos de los que aún aguantaban en la calle a las cinco de la madrugada optaron por despedir la noche en el Arco del Triunfo. Allí Lya puso de manifiesto su gran carisma alargando su actuación hasta las claras del día con un repertorio con aires de son cubano, temas en recuerdo a El Pele y algunos de los éxitos de su discografía. Un buen final para la que nuevamente fue la noche más grande del flamenco en Córdoba.

Tal vez te pueda interesar...

Treinta artistas cordobeses participarán en el ciclo ‘Empéñate en el Flamenco’ 2022

La Asociación de Artistas Flamencos de Córdoba vuelve a colaborar con la Fundación Cajasur en …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Reserva Ahora