Javier Latorre en los aledaños del Teatro Villamarta de Jerez. Foto: Toni Blanco.

JAVIER LATORRE: “Los premios son una consecuencia de lo que has hecho en la vida”

Fue galardonado con el Premio Giraldillo a la Maestría en la última edición de la Bienal de Sevilla y hace apenas una semana recogía de manos del Príncipe de Asturias el cotizado Premio Nacional de Danza. El maestro Javier Latorre (Valencia, 1963) sigue acumulando “premios de anciano”, como él mismo dice bromeando, tras cincuenta años a sus espaldas y un periplo interminable por los escenarios de medio mundo.

Esta semana lo encontramos paseando por Jerez, donde desde hace dieciséis años imparte cursos en el apartado formativo del Festival de Flamenco. Allí se le pudo ver el pasado domingo de nuevo en lo alto de un escenario, un acontecimiento que podría repetirse en Córdoba este año con motivo del Concurso Nacional de Arte Flamenco.

Hace unos días volvió a subirse a las tablas del Festival de Jerez para bailar junto a uno de sus alumnos, el bailaor cordobés Hugo López, ¿qué sensaciones tuvo en el escenario?
– Es emocionante ver cómo gente que se ha criado conmigo va tomando el relevo. Este año solo saldré al escenario cuatro veces y será por motivos muy concretos. A mí lo que me gusta es bailar, pero mis dosis las tengo más que cubiertas con los cursos y los montajes que hago. Además, soy muy perfeccionista y sufro cuando veo que el físico ya no me permite hacer ciertas cosas. Mi baile se ha transformado con la edad, pero tiene otras ventajas que las da la experiencia. Lo que sí creo es que el público también aprecia mi baile de ahora y disfruta con él.

¿Qué es lo primero que debe transmitir un buen maestro a sus alumn@s?
– La pasión. Quiero que la gente salga de mis clases como yo salía de las películas de Bruce Lee cuando era niño, haciendo Karate por la calle y dando patadas… que estén deseando volver al día siguiente. Y para eso también es básico que los alumnos cojan confianza contigo. La verdad es que me siento muy agradecido cuando muchos vuelven año tras año a mis cursos, pero siempre les digo que tienen que estudiar con todos los maestros porque es la única forma de no parecerse a nadie. 

¿Podremos verle bailar en Córdoba próximamente?
– Tenemos un proyecto entre manos y es posible que se concrete para el próximo mes de noviembre, coincidiendo con el Concurso Nacional de Córdoba. 

 


Javier Latorre

“Hay que tener mucho cuidado a la hora de conceder un Premio Nacional del Concurso de Arte Flamenco de Córdoba”


 

– La eterna pregunta de todas las ediciones, ¿qué se puede hacer para relanzar el Concurso de Arte Flamenco de Córdoba? 
– Es complicado porque intervienen muchos factores y mucha gente. De entrada habría que simplificar la organización. Es decir, que hubiera menos voces y más claras. Y también se debería hacer más simple la criba inicial de los participantes, con un jurado que fuera el mismo en la fase de selección y en la final para que haya un criterio homogéneo en todo el concurso. Quizá el hecho de dejar los seis premios en uno solo sea positivo, ya que hay que tener mucho cuidado a la hora de conceder un premio nacional teniendo en cuenta la riqueza de la nómina histórica de premiados que tiene el concurso.

– ¿Qué le hace falta a Córdoba para poder situarse al nivel de Jerez o Sevilla como ciudades del flamenco? 
– Eso es un misterio… Yo he tenido cuatro años abierta una escuela de baile en La Axerquía cobrando un precio simbólico y por allí han aparecido cuatro o cinco de Córdoba. Quizá esa sea una de las respuestas a la pregunta. Parece que los jóvenes valores cordobeses, salvo excepciones muy contadas, se empeñan en ser los mejores de Córdoba en vez de ser los mejores del mundo. 

 


Entrevista a Javier Latorre

“El Premio Nacional de Danza es lo máximo a lo que puede aspirar un profesional de la danza en este país”


 

– ¿Qué se siente tras recibir el Premio Nacional de Danza de manos del Príncipe de Asturias?
– (Risas) Bueno, yo es que soy republicano… Siempre he dicho que los premios no son un objetivo sino una consecuencia de lo que has hecho en la vida. Cuando yo empecé a bailar no existían, pero está claro que estos premios son lo máximo a lo que puede aspirar un profesional de la danza en este país. Fue una emoción muy gorda y se me pasó toda la vida por la cabeza cuando me vi en El Pardo rodeado de la flor y nata de la intelectualidad. Lo que me dije es qué pena que mi madre tenga ahora Alzheimer y no pueda ver esto…

– ¿Cuáles son sus próximos proyectos?
– Este año estaré dando cursos en varias ciudades europeas y también en Madrid, Barcelona, Jerez. Además, volveré a impartir curso en el Festival de la Guitarra de Córdoba. Luego tengo previsto bailar con ‘La Moneta’ en Granada y en Mont de Marsan como artista invitado y haré una pequeña colaboración con la compañía de Irene Lozano en Zurich. Y, a nivel coreográfico, tengo varios proyectos en marcha, entre ellos una obra para una compañía oficial que trataremos de presentar en el Concurso Nacional de Flamenco de Córdoba y ‘Don Quijote’ para una productora china. 

 

Tal vez te pueda interesar...

Bernardo Miranda cantaor flamenco

Bernardo Miranda: “En el flamenco ya está todo inventado”

Se dio a conocer como joven promesa del cante y ahora nos presenta su primer …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *